Historia

CapturaFundación
La institución fue fundada el 15 de junio de 1933 por Cristian López y comerciantes de la Vega Central, en la comuna de Conchalí, como una rama de baloncesto. En 1934, bajo la iniciativa del cura español Gilberto Lizana, fue creada la rama de fútbol, que a fines de ese año y por sólo ocho días, adoptó la denominación de Deportivo Ínser.

Campeón de la División de Honor Amateur 1945 y primeras campañas profesionales

El Club Deportivo Iberia se integró a la Asociación de Conchalí y luego a la División de Honor Amateur (DIVHA), de la cual Iberia fue uno de sus fundadores y en la que se tituló campeón en 1945, hecho que le permitió ascender excepcionalmente a la máxima categoría profesional, regida por la Asociación Central de Fútbol.

En su primera campaña en el profesionalismo, en el campeonato de 1946, Iberia, cuyos jugadores vestían camiseta azul con una franja horizontal blanca, finalizó penúltimo,3 al igual que en las ediciones siguientes. Incluso terminó último en la tabla de posiciones del torneo de 1950, pero no descendió.

En 1952, el equipo estableció en su uniforme los colores azul y grana, con un diseño semejante al de F. C. Barcelona, que han sido su distintivo hasta el presente.

En el campeonato de 1953, Iberia volvió a finalizar último, con un total de 11 puntos, pero su descenso se canceló, puesto que Thomas Bata, campeón de la Segunda División de ese año, se negó a ascender, imposibilitando el relevo entre ambos clubes. No obstante, la última campaña del club en la categoría máxima del profesionalismo tuvo lugar en el campeonato de 1954, en el que nuevamente terminó en la última posición, con un total de 20 puntos, debiendo descender a Segunda División.

Campañas en la Segunda División de Chile y traslado a Puente Alto

En la segunda categoría profesional, el club mantuvo resultados regulares, que lo situaron en la medianía de la tabla de posiciones, hasta que en el campeonato de ascenso de 1959 finalizó en el último lugar, por lo que le correspondía descender a su asociación de origen. Sin embargo, la dirigencia de Iberia arguyó que los equipos que alguna vez habían jugado en Primera División también debían terminar últimos tres veces antes de abandonar el fútbol profesional y regresar a su asociación local, por lo que los azulgranas se mantuvieron en Segunda División. La misma tesis sirvió para evitar su descenso en el campeonato de ascenso de 1961.

Paralelamente, en abril de 1961, Iberia estuvo a punto de fusionarse con el Club San Antonio Atlético de aquella ciudad, pero las tratativas resultaron infructuosas. La idea de unirse con un equipo de provincia se concretó en 1964, con la venia de su fundador y dirigente, Gilberto Lizana, cuando el club se fusionó con Fatucén de Puente Alto, el 17 de enero, y se denominó Iberia-Fatucén, nombre que sólo duró 74 días, para luego rebautizarse como Iberia-Puente Alto.

En el campeonato de ascenso de 1965, por tercera vez, el equipo terminó colista de la tabla de posiciones, con 23 puntos, por lo que le correspondía el descenso a su asociación de origen. No obstante, el club apeló a un resquicio para salvarse del descenso: la ACF aceptó que la Segunda División chilena era su asociación de origen y validó su repostulación en la categoría.

El 3 de junio de 1966, el club se trasladó definitivamente desde el barrio Independencia hasta Puente Alto y diez meses después se le reconoció oficialmente como club en esta última comuna.

Traslado a Los Ángeles
Sin embargo, a mediados de la década de 1960, los problemas financieros y las deudas hicieron complicada la estabilidad económica de Iberia. Alberto Cassola, quien fuera uno de los creadores, director técnico, presidente y gerente del equipo, tomó nuevos rumbos, por lo que el presbítero Gilberto Lizana se hizo cargo de la institución. Sin embargo, la deuda del club se agudizó y Lizana buscó «ofrecerlo al mejor postor». A lo anterior se sumaba el negativo desempeño del equipo, que en el campeonato de ascenso de 1968 volvió a rematar último, hecho que provocó las advertencias de desafiliación por parte de la ACF.

Al principio, hubo propuestas de interesados desde Curicó, pero no convencieron a la dirigencia. Entonces, en un viaje que realizó a la ciudad de Los Ángeles, en su labor de vicario de Carabineros de Chile, Gilberto Lizana se enteró que en esa ciudad había un equipo, llamado Club de Deportes Los Ángeles, que era regional y no profesional, y que sus dirigentes habían buscado de todas las maneras posibles ingresarlo al fútbol de primera línea, pero sin éxito. Entonces, el padre Lizana se entrevistó con Manuel Segundo González, Carlos Perelló Nieto e Ítalo Zunino Muratori, además de Francisco García Lorenzo, Luis Elgueta, Samuel Vivanco y Francisco Campos, dirigentes angelinos, y el secretario de la ACF, Julián San Miguel. Luego de dar por concluida la fusión con Fatucén y en una transacción avaluada en 80 000 escudos, que básicamente correspondía a la deuda del equipo, el 28 de febrero de 1969, a las 1:30 horas, Iberia se trasladó definitivamente a Los Ángeles, continuando allí su militancia en la Segunda División del fútbol chileno, bajo el nombre de Iberia de Los Ángeles.

Fueron los mismos nuevos dueños quienes en sus autos particulares llevaron a Los Ángeles, desde la sede en Puente Alto, los trofeos, camisetas y uno o dos jugadores emblemáticos. El resto arribó en tren y fueron recibidos con caravanas por las calles de Los Ángeles. Aunque era un equipo «prestado», defendería el honor de una ciudad entera en las ligas profesionales.

Los resultados del equipo mejoraron, puesto que, en el campeonato de Segunda División de 1970, resultó subcampeón, por detrás de Unión San Felipe, que consiguió el ascenso a Primera División.

Como trámite conclusivo de su traslado, en Los Ángeles, desde el 2 de julio de 1974, el club pasó a llamarse Iberia-Bío Bío, regresando a ser sólo Iberia, el 6 de mayo de 1994, al otorgársele personalidad jurídica con nueva razón social y contar con otras ramas como baloncesto, atletismo y tenis de mesa.

Campeón del Campeonato de Apertura de la Segunda División de Chile 1984

El año 1984 Iberia protagoniza una de sus campañas mas destacadas y recordadas al coronarse Campeón de la Copa Polla Gol, de toda la Segunda División. Dirigidos por Oscar Zambrano y tras una notable campaña en el torneo, en la llave final Iberia se impuso como local a Curicó Unido en el partido de ida por 2 goles a 1 con goles de Francisco Castillo y Alfonso Martínez. En el partido de vuelta disputado en el estadio La Granja de Curicó bajo una intensa lluvia, Iberia volvió a imponerse, esta vez por 3 goles a 0, con anotaciones de Francisco Castillo y Luis Moya en 2 ocasiones. El triunfo causo gran impacto en la ciudad de Los Ángeles cuyos habitantes se volcaron en masa a las calles para celebrar y recibir a los campeones.

Este título hacia merecedor a Iberia del ascenso a la primera División del Fútbol Chileno, pero improvisados cambios de estatutos por parte de la Asociación Central de Fútbol, dirigida en ese entonces por Rolando Molina, privaron al equipo angelino de poder concretar dicho ascenso.

Descenso a Tercera División

Los años siguientes estuvieron marcados por regulares campañas en lo deportivo y graves problemas económicos en el plano dirigencial, los que llegaron incluso a amenazar la existencia del club.

A finales del año 1992, y luego de una pobre campaña durante el torneo regular, Iberia desciende a Tercera División. En el último partido de la temporada, y con la obligación de ganar, Iberia solo consiguió un empate a 2 tantos en condición de local frente a Santiago Wanderers, resultado que condenó finalmente al club al descenso de categoría.

Los años en Tercera División y el regreso al profesionalismo

En 1999, el estadio Fiscal entró en completa reparación, no teniendo Iberia dónde hacer de local con su público, de modo que entró en receso regresando cuando el estadio, ahora Municipal, fue reabierto en el año 2000.

Tras años de ser protagonista de la Tercera División, el club postula a la nueva Segunda División Profesional (una tercera categoría profesional creada por la ANFP), donde participa desde el año 2012.

A finales de ese mismo año, Deportes Iberia se corona campeón de la fase regular de la Segunda División Profesional, al vencer como visitante a Deportes Temuco. Paradójicamente, este campeonato no le asegura el ascenso a la Primera B, siendo inesperadamente eliminado en semifinales, frente a Deportes Linares de la cuarta categoría del fútbol chileno, liga amateur, cuando todos ya daban por ascendido a Iberia.

En el año 2013, el técnico Ronald Fuentes continúa en su cargo, logrando el 24 de mayo el bicampeonato de la Segunda División Profesional, tras derrotar al igual que el año pasado a Deportes Temuco en el Estadio Germán Becker, esta vez por 3 a 0 con goles de Lino Maldonado en dos oportunidades y de Alfredo Rojas.15 el cuadro azul grana, terminó jugando con dos hombres de más, por expulsiones de dos jugadores albiverdes, por discutir con el árbitro. Aun así, ya Iberia cumplía 20 años, de fallidos intentos de poder subir a la Primera B, ya que esta vez perdió en el ascenso contra Deportes Copiapó, equipo que recién regresaba a la Primera B. El partido de ida en Los Angeles, fue un empate 1 a 1, pero como Iberia había puesto un jugador no habilitado, se le dio el triunfo de 3 a 0 a los nortínos. La vuelta la ganó Copiapó por 4 a 1 y se quedó en la Primera B.

El 30 de marzo de 2014, Iberia logró el tricampeonato de la categoría y a diferencia de las 2 anteriores, esta vez si logró el ansiado ascenso a la Primera B, tras 21 años de ausencia, luego de empatar sin goles como local ante Deportes Melipilla; pero los angelinos agradecieron la ayuda que les dio San Antonio Unido, luego de que el equipo de Rodrigo Meléndez, derrotara como local por 2 a 1 a Deportes Puerto Montt (equipo que escoltaba a Iberia en la tabla). Pero una semana antes, Iberia venció como visitante por 1 a 0, precisamente al equipo “salmonero”, con gol de Álvaro Torres en el primer tiempo, cuando parecía que el equipo puertomontino, se llevaba el título y el ascenso.

El 16 de julio de 2014, Iberia debuta en la Copa Chile, con una derrota de local proporcionada por Provincial Curicó Unido, de dos goles a uno.

El 23 de febrero de 2015, entra en la historia del club, ya que se transmitió el primer partido en vivo por CDF, en la historia del club. El partido fue contra Deportes La Serena y lo ganaron los ibéricos, por la cuenta mínima, con gol de Miguel Ángel Orellana.


Uniforme

  • el Club Deportivo Social y Cultural Iberia, elenco de raigambre popular, compuesto por inmigrantes españoles que suscribían las ideas que en España estaban siendo aplastadas, se identificó plenamente con la Segunda República Española que la camiseta azul-grana de los “Cuervos” fue adoptada en honor a los colores del Fútbol Club Barcelona, escuadra símbolo de la “Ciudad Condal”, último bastión Republicano en ser derrotado por las tropas de Franco.
  • Uniforme titular: Camiseta azulgrana, pantalón y medias azules.
  • Uniforme alternativo: Camiseta celeste, pantalón celeste y medias celestes.

Uniforme Titular

Captura

Uniforme Alternativo

Captura