Me voy con una pena enorme…